¿ Au pair o empleadas de hogar ?

Recientemente varias de estas chicas han alzado su voz para poner de manifiesto las irregularidades que se producen cuando, una vez en la casa, son obligadas a trabajar como empleadas del hogar, llevando a cabo la limpieza y todo tipo de atenciones en el domicilio, sin más remuneración que la antes referida paga semanal.

Publicado el 27 de julio de 2016
¿ Au pair o empleadas de hogar ?

La época estival se aprovecha por muchos adolescentes, en general chicas, para ejercer como au pair en el extranjero. De esta manera, a cambio de una remuneración básica y de alojamiento y manutención gratuitos, las jóvenes se encargan, principalmente, del cuidado de los niños, viéndose integradas en las familias en donde aprenden el tan ansiado idioma de la ciudad de destino, fundamentalmente, Londres y Dublín.

 

Recientemente varias de estas chicas han alzado su voz para poner de manifiesto las irregularidades que se producen cuando, una vez en la casa, son obligadas a trabajar como empleadas del hogar, llevando a cabo la limpieza y todo tipo de atenciones en el domicilio, sin más remuneración que la antes referida paga semanal.

 

En el mes de marzo de 2016, se hizo pública la sentencia de un tribunal de Dublín que ordenó a una familia irlandesa pagar una compensación de casi 10.000 euros a una niñera española que denunció la explotación padecida en Irlanda. Parece que no fue la única…

En España, es menos frecuente que las jóvenes que vienen a ejercer como au pair sean finalmente explotadas como criadas. A ello sin duda contribuye la actual regulación existente en materia de empleadas de hogar y que determina, entre otras cuestiones, la obligación de abonar como mínimo el SMI (9.172,80 € para el año 2016) para un trabajador a jornada completa, o la necesaria alta en seguridad social y cotización.

 

Esa regulación, que expone al núcleo familiar a una actuación inspectora o incluso una demanda,  impide que las familias se “confíen” a la hora de extender las funciones de su au pair.  

 

Es importante recordar que el trabajo de au pair, se constituye en nuestro país como un supuesto de trabajo benévolo, según el Acuerdo Europeo sobre la colocación “au pair” de 24 de noviembre de 1969, ratificado por España (BOE de 6 de septiembre de 1988).

 

Conforme con dicho acuerdo, se trata de un intercambio de servicios a cambio de manutención, alojamiento, y una posible compensación por gastos en la que está ausente la retribución. Pero, ojo, el umbral puede ser fino llegando a encubrirse una relación laboral si la au pair es obligada a realizar funciones generales de la llevanza del hogar (como planchar, limpiar, fregar…) en cuanto se suprimiría el carácter voluntario y el carácter formativo de la relación de convivencia, pasando entonces a un relación laboral de empleadas de hogar, que obviamente resultaría encubierta e impagada.

 

Artículos relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información